28 ago. 2012

Cincuenta sombras de Grey



No pensaba comentar libros en este blog; bueno, solo mi novela. Pero, después de ver el éxito de la trilogía de la escritora E.L. James, no pude resistirme. ¿Por qué? Pues ni más ni menos porque demuestra una vez más que no todos los libros publicados (esto, al hilo de lo que hablaba ayer) y más vendidos son buenos. Éste, en concreto, es malo, en mi opinión. Y además malo en todos los sentidos: una historia increíble y mal escrita. Sin embargo, esto no es lo que me preocupa, sino lo que trae consigo.

No me refiero al erotismo: creo que en él radica el secreto de su éxito, porque lo que califican algunos de transgresor es precisamente lo que atrae al público y le lleva a comprarlo. Una buena campaña de marketing.

A lo que me refiero es a que inculca una serie de valores, por así llamarlos, que debemos rechazar para siempre: la posesión en las relaciones de pareja (la autora repite de forma machacona “eres mía”, “mía”, “mío”, “eres mío” ); los celos, el control obsesivo del hombre hacia la mujer (la protagonista incluso tiene que pedir permiso a “su” chico para ponerse un vestido ), la belleza, el poder del dinero, … Me parece todo lo contrario a aquello por lo que tantas mujeres, sobre todo , luchan y por lo que deberíamos luchar todas.

El macho dominante está siempre presente en la trilogía, que quizás únicamente acierta en que detrás de esa aparente superioridad se esconde un hombre inseguro y traumatizado, típico de los maltratadores; pero que no por ello dejan de serlo.


4 comentarios:

  1. luis1 (30 de septiembre de 12)
    Lo que hace la publicidad, que logra convertir en un best seller una novela machista, de un maltratador, acosador, dominante y con un papel de la mujer que más parece de los años 50, chica guapa, estudiante universitaria, responsable, desenfadada, y además virgen, perfecta para un maníaco multimillonario que hace que se enamore de él, y justificar lo que le ocurre con que fue maltratado hasta los 4 años, patético. Las escenas de sexo a mí ni siquiera me parecen eróticas. Todo es artificial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis, estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices. No acabo de entender su éxito ni como tantas mujeres la aplauden. Gracias:)

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo!!!! Creo que ha resaltado demasiado el poderío y la autoridad con que ese hombre pretende dominar el mundo. El éxito de esta trilogía radica en el tema del erotismo sin más, la gente no está acostumbrada a este tipo de lecturas, y con el bombo que se le ha dado.... si te apetece echarle un ojo aquí lo explico más detalladamente.

    http://aguililla444.blogspot.com.es/2013/02/50-sombras.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Almudena: Perdona la tardanza, pero he estado muy ajetreada. Veo que coincidimos en la valoración de esta novela y me alegra que haya personas con las que puedo compartir mi opinión, sin que te descalifiquen aquellas a las que les ha encantado. Yo sé que tiene que haber literatura para todos los gustos, como tantas otras cosas, pero este libro me ha alarmado por lo que he expuesto. Visitaré en el enlace que me dejas. Muchas gracias por tu tiempo y tu comentario:).

      Eliminar

¡Gracias!