5 sept. 2013

Novelas sencillas

Creo no equivocarme al afirmar que mis novelas son así, tanto en la forma como en el fondo. ¿Simples? No lo sé; no me atrevo a juzgarlas yo, aunque aquí, en cierto modo, lo hago. 
El lenguaje es casi coloquial: para ejemplo, la que estoy escribiendo ahora en el otro blog, que está narrada en primera persona por una mujer normal, de las que podemos encontrarnos cada día. Y, claro, en nuestra vida diaria solemos emplear palabras corrientes, frases hechas y, en general, nos expresamos de una manera espontánea y común. En la novela de Escribiendo en la red es casi obligada esa forma de escribir, aunque dentro de ella quepan a su vez distintas variaciones, que serán las que, entre otros factores, den calidad o no a la narración. Soy consciente de que la mía no es la mejor, cosa que tampoco pretendo. Tengo mis limitaciones y las acepto, lo cual no significa que no intente, poco a poco, superarme. 
El fondo también es sencillo: nada de argumentos complicados, al menos, de momento. Pretendo entretener y si lo consigo, me doy por satisfecha. No obstante, tengo alguna pretensión más: reflexionar sobre temas que nos pueden atañer a todos, adornados por ese argumento sencillo, que tal vez los oculta y con el que me propongo que los lectores y lectoras pasen un rato distraído. 
"Quiero mi vida" es una novela reivindicativa para los derechos de la mujer y contra la violencia de género. Pero he intentado abordar también cuestiones como juzgar por las apariencias, el perdón, la ansiedad, la amistad, la culpa, la discriminación de clases sociales, el amor y algunos más. Claro, todo ello de un modo somero. 
En la novela de la red trato de tocar la rutina, la amistad, la educación de los hijos, las tentaciones, la culpa,...
En fin, que no pretendo dar clases de nada, ¡solo faltaría!, pero sí llevar a meditar un poco sobre nuestra vida. 


2 comentarios:

  1. Sigo en estos momentos tu novela en la red , me entretiene y me hace incluso reir, lo cual es bueno ... por lo tanto es una novela que entretiene , al menos a mi.
    Me gusta el lenguaje coloquial ,que aun que no lo parezca también tiene sus normas, lo manejas muy bien , cada uno de los personajes de tu novela habla de forma diferente. La protagonista es simpática y cercana , tiene sus problemillas pero se las arregal muy bien con sus amigas (Que importante , la amistad), con su marido vive un proceso de desencanto , como todas las mujeres que llevan tantos años casadas, el encuentro con ese viejo amor , puede ser una via de escape , ahora mismo la necesita .
    Los hijos adolescentes , es una edad dificil para ellos y sus padres ( es la realidad) y por último el marido ¿no se deja conocer ? , lo conocemos por lo que cuenta su mujer ... estoy segura de que tiene un montón de cosas que contar ... pero ya sabemos que a los hombres les cuesta expresar sus emociones , lo que su mujer no puede esperar es que sea aquel que conoció , ella ha cambiado , él también .

    Siempre digo que los matrimonios "de larga duración " uno se casa a través de los años con varias personas distintas, es decir que en 30 años de matrimonio puedes llegar a conocer, al menos 10 hombres o mujeres diferentes a aquel/aquella de la que te enamoraste ... c'est la vie !

    Bueno, esto es larguisimo , te dejo

    Sigue que yo te sigo y además que no falte una sonrisa y un abrazo muy fuerte.

    Bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª José, ¡qué comentario tan bonito! ¡Gracias! Me gusta tu análisis, porque es más o menos lo que quiero transmitir y tú lo expresas muy bien.
      Me hizo reír, aunque sea cierto, eso de que en un matrimonio de larga duración se pueden conocer, al menos, 10 hombres. ¡Para que se hable de la rutina!
      Me alegra que la sigas y te entretengas con ella. Hoy mismo le comentaba a una amiga, que también conoces del cole, que me parecía que solo me reía yo con la novela cuando la escribía, así que tu te rías me encanta.
      Un beso grande:)

      Eliminar

¡Gracias!